Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEA),necesidades educativas y derechos del alumno con DEA.

Este artícculo queremos dedicarlo a la parte más “legislativa” sobre las Dificultades Específicas de Aprendizaje, a lo que los centros educativos pueden hacer por nuestros niños, y a lo que los padres tenemos que saber sobre ello. ¿Qué apoyos o adaptaciones puede recibir mi hijo?

A nuestro centro, especializado en la atención de niños con Dislexia y otras dificultades específicas de aprendizaje, TDA y TDAH, acuden papás preocupados por las dificultades de aprendizaje que presentan sus hijos. Nuestro trabajo, además de la valoración diagnóstica y la intervención especializada es la de asesorar a las familias tras confirmarse la dificultad. La pregunta que nos suelen hacer una vez les confirmamos que su hijo presenta dislexia u otra dificultad de aprendizaje es…¿Y ahora qué?. Pues bueno, ahora toca trabajar todos en la misma dirección y darle al niño todo el apoyo especializado, educativo y emocional que necesita.

Por suerte, la colaboración de los centros educativos es en la mayoría de los casos muy satisfactoria, se realiza un trabajo conjunto con el niño y se realizan las adaptaciones necesarias para que el alumno alcance con éxito los objetivos establecidos y desarrolle sus capacidades.

A este respecto lo que la legislación actual, (LOMCE), regula en su Artículo 14, (ALUMNADO CON NECESIDADES ESPECÍFICAS DE APOYO EDUCATIVO ) es que que “para que el alumnado con necesidad específica de apoyo educativo al que se refiere el artículo 71 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, pueda alcanzar el máximo desarrollo de sus capacidades personales y los objetivos y competencias de la etapa, se establecerán las medidas curriculares y organizativas oportunas que aseguren su adecuado progreso  y se  establecerán las medidas más adecuadas para que las condiciones de realización de las evaluaciones se adapten a las necesidades del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo”

A partir de aquí, cada comunidad autónoma, legisla y regula al respecto. En la Comunidad de Madrid,  esto queda regulado por las INSTRUCCIONES CONJUNTAS DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE EDUCACIÓN INFANTIL Y PRIMARIA Y DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE EDUCACIÓN SECUNDARIA, FORMACIÓN PROFESIONAL Y ENSEÑANZAS DE RÉGIMEN ESPECIAL, de 12 de diciembre de 2014 SOBRE LA APLICACIÓN DE MEDIDAS PARA LA EVALUACIÓN DE LOS ALUMNOS CON DISLEXIA, OTRAS DIFICULTADES ESPECÍFICAS DE APRENDIZAJE O TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD EN LAS ENSEÑANZAS DE EDUCACIÓN PRIMARIA, EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA Y BACHILLERATO REGULADAS EN LA LEY ORGÁNICA 2/2006, DE 3 DE MAYO, DE EDUCACIÓN.

Estas instrucciones son importantes, porque se habla claramente de Dislexia y otras DEA y las medidas para evaluar a estos alumnos. Estas instrucciones establecen que:

“Corresponde a las Administraciones asegurar las medidas necesarias para que los alumnos con dislexia, dificultades específicas de aprendizaje (DEA) o con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) puedan alcanzar el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales y, en todo caso, los objetivos establecidos con carácter general para todo el alumnado.”

“La detección inicial de dislexia, otras DEA o TDAH podrá producirse tanto en el centro educativo como en el ámbito familiar. En este último caso, la familia deberá aportar al centro el dictamen emitido por un facultativo colegiado.”

Las medidas a las que se hace referencia en estas instrucciones son:

  • Adaptación de tiempos El tiempo de cada examen se podrá incrementar hasta un máximo de un 35% sobre el tiempo previsto para ello.
  • Adaptación del modelo de examen:Se podrá adaptar el tipo y el tamaño de fuente en el texto del examen. Se permitirá el uso de hojas en blanco.
  • Adaptación de la evaluación Se utilizarán instrumentos y formatos variados de evaluación de los aprendizajes: pruebas orales, escritas, de respuesta múltiple, etc.
  • Facilidades: técnicas/materiales y  adaptaciones de espacios:Se podrá realizar una lectura en voz alta, o mediante un documento grabado, de los enunciados de las preguntas al comienzo de cada examen. Se podrán realizar los ejercicios de examen en un aula separada.

 

Enlaces a la legislación para la Comunidad de Madrid.

Atención a la Diversidad en LOMCE.

Orden 1493/2015, de 22 de mayo, de la Consejería de Educación, Juventud y Deporte, por la que se regula la evaluación y la promoción de los alumnos con necesidad específica de apoyo educativo, que cursen segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria y Enseñanza Básica Obligatoria, así como la flexibilización de la duración de las enseñanzas de los alumnos con altas capacidades intelectuales en la Comunidad de Madrid.

Instrucciones de 12 de diciembre de 2014

 

Jimena Ocampo Lozano

 

 

 

 

 

Anuncios

Sensibilidad y paciencia…

Cuando como profesores, padres o profesionales en la intervención en dificultades de aprendizaje tenemos que enfrentarnos a un caso de dislexia, retraso lectoescritor, déficit de atención, TDAH, etc, se hacen fundamentales dos elementos: Paciencia y Sensibilidad. No pueden agotarse nunca…

Es un trabajo duro y a veces no vemos resultados a corto plazo, pero eso no significa que las horas que dedicamos a ese niño o niña no vayan a dar sus frutos. Hace unos días me reunía con la mamá de una niña disléxica de 11 años con la que trabajo desde hace un tiempo. La explicaba que la niña evoluciona, poco a poco, pero lo hace, y que hay que tener paciencia y saber esperar. Mi gran sorpresa e ilusión fué su reacción. Me dijo que sabía que es un proceso lento, como el del crecimiento del bambú. Tú plantas un bambú y durante muucho tiempo no verás que crezca, que brote, por mucho que lo cuides y lo mimes, pero que un día al cabo del tiempo, ( incluso años) de pronto crece y se convierte en un bambú alto y fuerte.

Me pareció una comparación maravillosa, y que creo que viene muy al hilo de lo que trato de explicar. Son muchas áreas en las que hay que trabajar en un alumno con, por ejemplo dislexia. No podemos trabajar todas a la vez, y no todas se trabajarán desde un primer momento. No se trata de eneñarle ortografía porque sí, y no de la misma manera. Al igual que no empezamos la casa por el tejado, no empezaremos el trabajo con estos niños si asegurarnos que ciuertos aprendizajes básicos no están afianzados.

Además de paciencia, se necesita sensibilidad, y mucha. Hacer ver al niño que se le comprende, que se le da su tiempo , que se es cómplice suyo en este proceso de “reeducación”, es importantísimo, para el niño y para la buena marcha del proceso que llevamos a cabo. Un niño con dificultades de aprendiaje a menudo presenta mucha inseguridad, miedos, falta de autoestima, etc…y eso es algo que se interpone en nuestro camino. Debemos darle seguridad al niño, cariño, respeto hacia su manera de aprender…al fin y al cabo son niños, y ellos no siempre comprenden lo que les ocurre. Ahí estamos los adultos para proporcionarles esa seguridad que ellos no tienen…sólo de esa manera el niño mejorará, evolucionará y en definitiva, será un niño feliz.

Las dificultades de aprendizaje en el aula.

Cuando hablamos de dificultades de aprendizajes hacemos referencia a un amplio repertorio de dificultades que pueden presentar los alumnos en su día a día en el aula. Alumnos que se distraen, alumnos que no siguen el ritmo de las clases, que los deberes se les hacen cuesta arriba, que se mueven, que no siguen el ritmo de un dicatado, y un largo etecétera de ejemplos, a los que desde este espacio quiero dar protagonismo.

Tan importante es detectar a tiempo la dificultad como trabajar para superarla. La detección es para mí lo más sencillo, la parte  dura es trabajar con estos alumnos para que consigan por un lado el “éxito” escolar y por otro, superar o compensar esa dificultad. Un largo camino para el que se requiere comprensión y mucha paciencia.

¡¡¡Arrancamos este espacio que espero que sea de ayuda y os resulte de interés!!!