¿Logopedia para nuestro hijo?

¿Necesita acudir mi hijo a un logopeda? Es una pregunta que como padres nos podemos hacer en algú
n momento del desarrollo de nuestro hijo.

Es importante saber que cada niño tiene un ritmo evolutivo diferente y que no tienen que ser todos exactamente iguales, (dentro de la norma hay variación), pero esto no quiere decir que “lo dejemos pasar”, o “pensemos que ya llegará hacerlo solo”, que “no importa que lo tal sonido lo leeradquiera a los 5 años que a los 3 años”, que “ya hablará” etc… estos pensamientos no hacen otra cosa  que perjudicar, en ocasiones, el desarrollo del lenguaje del niño.

Cada año del niño, cada paso es fundamental , por lo que hay que debemos  estar pendientes de las dificultades que pueden ir surgiendo en nuestros pequeños,  pues cuanto antes se traten más fácil será la intervención y menos interferirá en su aprendizaje.

En ocasiones, puede surgir miedo o negación a la hora de pensar que nuestro hijo necesita acudir a un profesional, ya que todos esperamos que con nuestros niños todo vaya sobre ruedas, y la verdad es que ir al logopeda no tiene que significar un problema ni un bache para las familias, sino algo positivo y beneficioso.

Un logopeda es una persona cualificada que le va ayudar con sus dificultades y así poder disfrutar de su infancia, y comunicarse con otros niños y familia sin obstáculos, y es el logopeda quien puede valorar la necesidad o no de la intervención y si esa dificultad en el habla de nuestro hijo es significativa y hay que tratarla o es evolutiva y sólo merece observación y seguimiento.

Tenemos en cuenta que los papás no sois profesionales ni especialistas de este ámbito, pero  podéis identificar señales que indiquen la posible necesidad de acudir al logopeda. También es importante el papel de aquellas personas de vuestro entorno (abuelos, amigos, etc), ya que muchas veces los propios padres  día a día terminan por comprender y/o acostumbrarse a qué y el cómo se expresa su hijo. Por ello otras personas pueden hacer ver que si hay dificultades en la comunicación del niño/a.

Os mostramos algunos signos de alarma:

  • De o a 12 meses: no sonríe ante las caras o voces familiares, no se orienta hacia los sonidos o la voz humana, Ausencia de sonidos…
  • De 1 a 2 años: apenas balbucea o si lo hace hay poca variación de sonidos, falta de respuesta a palabras como “dame”, “mira”, “ven”…
  • De 2 a 3 años: uso de menos de 4-5 consonantes, ausencia de palabras simples o combinación de dos de ellas
    , falta de interacción con los demás, problemas en la masticación…
  • De 3 a 4 años: habla ininteligible, no realiza preguntas del tipo ¿qué? o ¿dónde?, comprensión limitada…
  • De 4 a 5 años: no pronuncia bien la mayoría de los sonidos del lenguaje, uso de frases de tres palabras o menos, vocabulario reducido con un uso frecuente de términos como “este”…
  • De 5 a 6 años: persiste dificultad de articulación, errores en la estructura de frases, dificultad en la comprensión de oraciones, conceptos…

Como siempre, la mejor opción ante cualquier duda os sospecha de que algo no va bien, es acudir al profesional adecuado, en este caso, un Logopeda titulado y cualificado que os orientar y asesorar sobre la mejor opción para vuestro hijo.

 

Ainhoa Lorente Nava.

Logopeda.

 

 

 

Anuncios