El acoso escolar no es “cosa de niños”

Por desgracia, algo bastante frecuente que solemos oir cuando se habla de que un niño se mete con otro en el cole, o  a alguien le ponen un mote, ( el gafotas, dientes de conejo, bebé, etc…) es que son “cosas de niños”.

Cosas de niños son situaciones en las que en el parque se pelean por la pala, o por un juguete, o cuando en el patio discuten por cómo se juega a un juego, o por si alguien ha hecho trampas…Pero que los niños pongan nombres despectivos a otro, que no le dejen jugar, que le excluyan o incluso le amenacen….No son cosas de niños…es algo más…

Últimamente vemos algunos casos, ( más de los que nos gustaría) de niños que no quieren ir al cole, que lo pasan realmente mal, que no duermen, porque otro niño se mete con él en el cole, o le quita sus cosas, o le molesta todo el rato. También vemos en ocasiones, ( no en todas) que una respuesta muy común es la de:  ” esas cosas pasan”, que “los niños son así”, o que es que el niño es “muy sensible”.

file3111258685095

Con frecuencia vemos que el menor que se atreve a decir lo que le ocurre, es cuestionado, se le dice que exagera o incluso se le intenta atribuir a él la responsabilidad de lo que le ocurre. Se intenta justificar la situación por las características personales dle niño, por su actitud o o su conducta. Es decir, se le quita importancia a lo que le sucede justificando que el niño es de esta o de otra manera. Cuando decimos, “es que es un niño muy sensible,  y entonces claro, cualquier cosa le afecta·,  estamos atribuyéndole a él la culpa de lo que le ocurre.

 

Y no, no es por que sea sensible o porque sea más retraído, tímido, impulsivo o con dificultades para relacionarse por lo que está sufriendo acoso. Si hacemos esto, estamos culpabilizando al niño y no le daremos la protección que necesita.

Es verdad que enfrentarse a un caso escolar en el centro escolar es una situación difícil y complicada. Hay que observar, hay que hacer un seguimiento, y consecuentemente adoptar una serie de medidas para proteger al niño acosado  y sancionar al que lo promueve. Pero esto no justifica que busquemos al culpable en la víctima.

Es decir, cuando evaluamos un caso de acoso escolar, debemos olvidar cómo es el niño, y centrarnos en la situación objeto de “denuncia”.  Se trata de verificar aquellas conductas que el niño refiere como conductas de acoso, y no buscar una justificación a que esa situación se esté produciendo.

Las características del niño servirán para evaluar el riesgo que esta situación está generando en el niño, pero nunca para justificar su aparición.

Por lo tanto, no, no son cosas de niños. No podemos dar la espalda al niño que sufre en el centro escolar, debemos darle protección y seguridad, y no “culparle” de lo que le ocurre.  El centro escolar debe actuar para que estas situaciones no se produzcan, y en caso de ocurrir, debe siempre investigar la situación y actuar sobre víctimas y acosadores, y no dejarlo en un “son cosas de niños”.

Si dejamos que esto ocurra, no solo por la víctima, sino también por el acosador. Si no se interviene sobre el niño que acosa, estamos favoreciendo que esa conducta se convierte en una conducta habitual del niño, que no solo se reflejará en su vida escolar, sino que puede extender a otras áreas de su vida y etapas de desarrollo.

Por:

Jimena Ocampo Lozano

Directora Área Infantil y Psicoepdagógica.

Fundamenta Psicoeducativo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

De que hablamos cuando hablamos de dislexia.

La dislexia es uno de los más importantes factores de abandondislexiao y fracaso escolar, y la

más frecuente de las DEA, ( Dificultades Específicas de Aprendizaje), de cada 10
alumnos con dificultades de aprendizaje, 8 presentan dislexia, y representa entre el 2-
8% de los niños escolarizados. Hay además más porcentaje de niños que de niñas disléxicos y lo normal es que haya antecedentes familiares

La dislexia en un trastorno o dificultad de aprendizaje de origen neuropsicológico, que afecta a la lectura  pero también afecta  al cálculo,  la expresión escrita, la atención o impulsividad, a habilidades de razonamineto perceptivo, etc…

Podemos decir que la dislexia es:
Una dificultad de aprendizaje que se manifiesta en dificultades de acceso al léxico, puede estar causada por un déficit en el procesamiento fonológico, auditivo y/ o visual, y se suele acompañar con un deficiente funcionamiento de la Memoria Operativa o de trabajo, una baja Velocidad de procesamiento, y deficiencias en el conocimiento sintáctico.

Por lo tanto , además de problemas con la lectura, son niños que son más lentos procesando información, especialmente cuando esta viene en forma de palabras escritas, son más lentos también realizando tareas por ejemplo de cálculo mental, (les cuesta manejar mentalmente información), escribiendo al dictado, copiando de la pizarra, etc…Tareas todas que se dan en su día a día escolar y que les dificultan enormemente su aprendizaje.

La dislexia puede ir acompañada o no de disgrafía y discalculia.
– Disgrafía: es una dificultad específica para aprender a escribir correctamente, y
puede afectar más a la ortografía, (disgrafía disléxica) o la forma de las grafía,
( disgrafía caligráfica).

– Discalculia: dificultad en la capacidad de cálculo y el manejo de los números.

 

Por Jimena Ocampo Lozano

Taller Nutrición Infantil, (parte 2)

El próximo 2 de Diciembre realizaremos la 2º parte del taller de Nutrición Infantil dirigido esta vez a los más peques de la casa.

Brunch is over MGD©

En Fundamenta creemos firmemente que los niños son el motor del cambio, y creemos también que la educación no se limita a lo que aprendan en la escuela. Los niños son “esponjas”, con ganas de aprender, curiosos por naturaleza, por lo que apostamos por desarrollar talleres en los que ellos sean los protagonistas y aprendan de manera activa, participando en el proceso.

La alimentación de los niños es algo que preocupa a muchos padres hoy en día, y enseñar a los niños a comer bien y a comer de todo no siempre es tarea fácil, por eso desarrollamos este taller, para que sean los propios niños los que aprendan la importancia de comer sano y de comer bien.

¿Cuántas veces hemos ido a la compra y nos han pedido unas galletas o unos batidos porque regalan algo o porque las anuncian sus personajes favoritos? Los niños son muy susceptibles a los reclamos publicitarios, y no entienden de valores nutricionales, por eso queremos enseñarles también a que analicen los anuncios, que sean críticos, que aprendan a leer las etiquetas de los productos, y  que sepan al fin y al cabo qué es lo que comen y cómo les influye.

En este taller los niños aprenderán

  • Para qué sirven los alimentos.
  • Grupos de alimentos y sus beneficios.  La pirámide de los alimentos.
  • La importancia del desayuno.
  • Hábitos saludables, ¿qué son?.
  • Meriendas sanas vs meriendas “ricas”.

Como el taller es para peques será fundamentalmente práctico así que queremos que construyan su propia Pirámide de alimentos, aprendan a leer etiquetas, y aprendan y hagan algunas recetas de meriendas sanas y saludables para poder hacer en casa y en familia.

Dirigido a niños de 6 a 12 años.

Horario de 11. 00  a 13.00.

Precio: 15 euros por niño y descuento de 20% si vienen hermanos, (dto sobre el precio del 2º hermano).

Necesaria inscripción previa, (e informar sobre alergias e intolerancias).

 

EL MIEDO EN LA INFANCIA.

los miedosEl miedo es una emoción básica, es universal y adaptativa. El miedo nos aleja de situaciones o estímulos peligrosos y asegura la supervivencia.

El miedo en la infancia cambia y evoluciona en las diferentes etapas de desarrollo del niño. En general esos miedos son variados, pasajeros y de poca intensidad. Son temores evolutivos.

Los miedos más comunes en las diferentes etapas son:

  • De 0 a 2 años: estimulación visual o auditiva intensa, sepracion de las figuras de apego, oscuridad, heridas, animales.
  • De 3 a 5 años: Separación de las figuras de apego, daño físco, sujetos extraños, oscuridad, animales….
  • De 6 a 8 años:  A los miedos anteriores se suman los seres imaginarios, la soledad, tormentas, la escuela…
  • De 9 a 12 años: Separación de las figuras de apego, daño físco, sujetos extraños, oscuridad,tormentas, la oscuridad, soledad, aspecto físico, muerte….
  • De 13 a 18 años: Escuela, relaciones personales, apariencia física, muerte, daño físico….

Hay otros miedos, que son esperables, predecibles, y que sabemos de antemano que pueden generar cierto miedo o temor, como puede ser el primer día de colegio,  la visita a un lugar nuevo, la primera vez que salen con amigos…que dan miedo o asustan por su novedad pero que son parte de los hitos evolutivos que van alcanzando y son necesarios para adquirir habilidades para adaptarse y enfrentarse a retos y situaciones novedosas.

Los miedos y temores en la infancia, suelen remitir de forma espontánea, pero su persistencia más allá de lo esperado puede adquirir características clínicas que den lugar a un cuadro de ansiedad que requiera intervención.

La actuación de los padres antes estos miedos evolutivos es clave en la desaparición o persistencia de los miedos. Debemos evitar:

  • Reforzar conducta evitativas, que solo hacen que aumentar y reforzar el miedo.
  • Sobreprotección del niño que no le permitam desarrollar conductas o estrategias de afrontamiento.

Diferencia entre miedo y ansiedad:

La ansiedad involucra temor y miedo, pero su intensisdad y persistencia es mayor que en un episodio de miedo y no se da siempre en presencia del estímulo que lo causa, como en el miedo. La ansiedad es una preocupación excesiva que causa malestar, molestias fisiológicas y evitación de situaciones.

Los miedos no requieren intervención especializada, pero la ansiedad sí, por lo que habrá que acudir a un espcialista que nos oriente sobre cómo actuar los padres y ayude a nuestro hijo a desarrollar estrategias de afrontamiento eficaces.

Jimena Ocampo Lozano.

Directora Área Infantil y Psicopedagógica.

 

 

La importancia de los límites para los niños.

Hqz9M987Poner límites a los niños, no significa sólo prohibir y decir que no. Los límites dan seguridad al niño, son una manera de mostrar que nos preocupamos por ellos, su bienestar y seguridad.

Muchas veces, los límites se ven como una forma de autoritarismo y por lo tanto se evitan, pasando a actuar de manera permisiva con los niños.

En el momento actual, donde muchos papás pasan mucho tiempo fuera de casa, se tiende a complacer a los niños en todo como modo de compensar esa desatención en el hogar, pero debemos tener en cuenta que la permisividad, sólo va a traer problemas, en el corto y en el largo plazo, por eso es fundamental poner ciertos límites a nuestros niños, casi desde el mismo momento en el que el nuevo bebé llega a casa.

Los límites sirven al niño para organizar su vida, para saber lo que se puede y no se puede hacer, les enseñan a tolerar la frustración, a comprender las consecuencias de las acciones que realizan y lo más importante, le dan seguridad.

Un niño que crece sin límites, quiere todo y lo quiere ahora, se convierte en un niño tirano que entiende que los demás están para satisfacer sus deseos, serán niños con problemas de conducta en la infancia y más aún en la adolescencia, y emocionalmente estarán más insatisfechos.

Por eso es importante establecer unas normas y límites claros a las conductas de nuestros niños, lo que no significa ser un padre o una madre tirana y autoritaria. Estas normas deben ser:

  • Estables en el tiempo.
  • Objetivas y consensuadas entre padre y madre.
  • Estar claras para el niño, así como las consecuencias tanto positivas como negativas de cumplirlas.
  • Explicadas al niño o niña, para que pueda entender el porqué de esa norma y por lo tanto pueda elegir entre cumplirla o no y asumir la consecuencia.
  • Tener una respuesta por parte del adulto.
  • Basadas en el ejemplo de conducta de los padres.

Debemos tener en cuenta, que los niños de pequeños, buscan el agrado y aprobación de los padres y una forma de agradar es cumpliendo las normas.

Por ejemplo, una norma que debemos dejar clara en casa, es que hay que recoger los juguetes después de usarlos, igual que papá y mamá recogen sus cosas una vez ya no las necesitan. Si esa norma se cumple, papá y mamá están contentos y juegan y dan abrazos y besos al niño, pero si no lo hace, esto no se va a producir. No siempre a una conducta positiva le sucede un premio físico, sino más bien emocional, pero siempre debe haber recompensa si queremos que la norma funcione.

Otro aspecto muy importante a la hora de establecer límites y normas, es escuchar a nuestros niños, hablar con ellos, explicarles el porqué de las cosas, y hacerles ver que nos preocupamos y contamos con ellos.

Tenemos que tener en cuenta que esto no es tarea fácil ni sencilla, pero que es necesario hacerlo desde bien pequeños y ser firmes y no decaer en el intento.

Si no establezco los límites con 9 meses de edad del niño, será casi imposible establecerlos a los 12 años, porque el niño no entiende por qué siempre ha hecho lo que ha querido y ahora no, y nos causará problemas y enfrentamientos en casa.

Por lo tanto, debemos tener claro que poner límites no sinónimo de ser autoritario ni tirano, sino que es una manera de demostrar amor y cuidado hacia nuestros hijos, y que es el elemento fundamental para educar y criar niños felices, autónomos, estables y sanos.

Taller para familias: La Dislexia

cropped-img_20121201_134353.jpgMuchas familias sienten un gran alivio cuando por fín saben por qué a si hijo le cuesta tanto aprender, por qué tiene tantas dificultades a la hora de leer y de escribir, es decir…cuando le ponen nombre a la dificultad. Es en ese momento también cuando surgen las dudas…¿cómo puedo ayudarle?, ¿Qué pasos hay que dar a hora? y sobre todo…¿Qué es la dislexia?. 

La dislexia es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, de carácter persistente y específico, que se da en niños que no presentan ningún hándicap físico, psíquico ni sociocultural y cuyo origen parece derivar de una alteración del neurodesarrollo.

Pero este trastorno no viene sólo y no se da en todos los niños igual. Además de las dificultades de aprendizaje, los problemas emocionales son comunes en estos niños,(baja autoestima, frustración, pobre autoconcepto…).

Desde Fundamenta queremos ofrecer un espacio dónde las familias conozcan qué es este trastorno, cómo afecta a sus hijos y cómo pueden ayudarles desde el hogar.

En este taller se tratarán los siguientes temas:

  • Qué es la dislexia.
  • Rasgos personales y emocionales de los niños disléxicos.
  • Dificultades de aprendizaje y dislexia.
  • Otras dificultades que presentan los niños disléxicos.
  • Consecuencias emocionales de la dislexia.
  • ¿Qué podemos hacer los padres? ¿Qué puede hacer el colegio?

Se dedicará un espacio a dudas y se entregará un dossier con información y recursos útiles a las familias.

El taller se llevará a cabo los días 14 y 28 de  enero y tendrá una duración de dos horas aproximadamente.

Lugar: Fundamenta Psicoeducativo.

C/Alameda del Valle 21, 28051, Madrid, (Ensanche de Vallecas).

Toda la información en nuestra web

Jimena Ocampo Lozano

 

Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEA),necesidades educativas y derechos del alumno con DEA.

Este artícculo queremos dedicarlo a la parte más “legislativa” sobre las Dificultades Específicas de Aprendizaje, a lo que los centros educativos pueden hacer por nuestros niños, y a lo que los padres tenemos que saber sobre ello. ¿Qué apoyos o adaptaciones puede recibir mi hijo?

A nuestro centro, especializado en la atención de niños con Dislexia y otras dificultades específicas de aprendizaje, TDA y TDAH, acuden papás preocupados por las dificultades de aprendizaje que presentan sus hijos. Nuestro trabajo, además de la valoración diagnóstica y la intervención especializada es la de asesorar a las familias tras confirmarse la dificultad. La pregunta que nos suelen hacer una vez les confirmamos que su hijo presenta dislexia u otra dificultad de aprendizaje es…¿Y ahora qué?. Pues bueno, ahora toca trabajar todos en la misma dirección y darle al niño todo el apoyo especializado, educativo y emocional que necesita.

Por suerte, la colaboración de los centros educativos es en la mayoría de los casos muy satisfactoria, se realiza un trabajo conjunto con el niño y se realizan las adaptaciones necesarias para que el alumno alcance con éxito los objetivos establecidos y desarrolle sus capacidades.

A este respecto lo que la legislación actual, (LOMCE), regula en su Artículo 14, (ALUMNADO CON NECESIDADES ESPECÍFICAS DE APOYO EDUCATIVO ) es que que “para que el alumnado con necesidad específica de apoyo educativo al que se refiere el artículo 71 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, pueda alcanzar el máximo desarrollo de sus capacidades personales y los objetivos y competencias de la etapa, se establecerán las medidas curriculares y organizativas oportunas que aseguren su adecuado progreso  y se  establecerán las medidas más adecuadas para que las condiciones de realización de las evaluaciones se adapten a las necesidades del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo”

A partir de aquí, cada comunidad autónoma, legisla y regula al respecto. En la Comunidad de Madrid,  esto queda regulado por las INSTRUCCIONES CONJUNTAS DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE EDUCACIÓN INFANTIL Y PRIMARIA Y DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE EDUCACIÓN SECUNDARIA, FORMACIÓN PROFESIONAL Y ENSEÑANZAS DE RÉGIMEN ESPECIAL, de 12 de diciembre de 2014 SOBRE LA APLICACIÓN DE MEDIDAS PARA LA EVALUACIÓN DE LOS ALUMNOS CON DISLEXIA, OTRAS DIFICULTADES ESPECÍFICAS DE APRENDIZAJE O TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD EN LAS ENSEÑANZAS DE EDUCACIÓN PRIMARIA, EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA Y BACHILLERATO REGULADAS EN LA LEY ORGÁNICA 2/2006, DE 3 DE MAYO, DE EDUCACIÓN.

Estas instrucciones son importantes, porque se habla claramente de Dislexia y otras DEA y las medidas para evaluar a estos alumnos. Estas instrucciones establecen que:

“Corresponde a las Administraciones asegurar las medidas necesarias para que los alumnos con dislexia, dificultades específicas de aprendizaje (DEA) o con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) puedan alcanzar el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales y, en todo caso, los objetivos establecidos con carácter general para todo el alumnado.”

“La detección inicial de dislexia, otras DEA o TDAH podrá producirse tanto en el centro educativo como en el ámbito familiar. En este último caso, la familia deberá aportar al centro el dictamen emitido por un facultativo colegiado.”

Las medidas a las que se hace referencia en estas instrucciones son:

  • Adaptación de tiempos El tiempo de cada examen se podrá incrementar hasta un máximo de un 35% sobre el tiempo previsto para ello.
  • Adaptación del modelo de examen:Se podrá adaptar el tipo y el tamaño de fuente en el texto del examen. Se permitirá el uso de hojas en blanco.
  • Adaptación de la evaluación Se utilizarán instrumentos y formatos variados de evaluación de los aprendizajes: pruebas orales, escritas, de respuesta múltiple, etc.
  • Facilidades: técnicas/materiales y  adaptaciones de espacios:Se podrá realizar una lectura en voz alta, o mediante un documento grabado, de los enunciados de las preguntas al comienzo de cada examen. Se podrán realizar los ejercicios de examen en un aula separada.

 

Enlaces a la legislación para la Comunidad de Madrid.

Atención a la Diversidad en LOMCE.

Orden 1493/2015, de 22 de mayo, de la Consejería de Educación, Juventud y Deporte, por la que se regula la evaluación y la promoción de los alumnos con necesidad específica de apoyo educativo, que cursen segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria y Enseñanza Básica Obligatoria, así como la flexibilización de la duración de las enseñanzas de los alumnos con altas capacidades intelectuales en la Comunidad de Madrid.

Instrucciones de 12 de diciembre de 2014

 

Jimena Ocampo Lozano