La importancia del juego.

El juego es una actividad fundamental en el desarrollo de los niños. A veces se nos olvida que los niños tienen que jugar y que este juego es una forma de aprender y crecer.

Desde que nacen los niños juegan, lo hacen primero con su propio cuerpo y poco a poco van introduciendo nuevas personas y objetos en su juego.

El juego es una experiencia de aprendizaje imprescindible al niño. A través del juego los niños exploran el entorno que les rodea, descubren su cuerpo, se relacionan con los demás, desarrollan la comunicación y el lenguaje, aprenden normas y valores, etc…

El juego potencia el desarrollo cognitivo, social y afectivo, psicomotor, y la comunicación y el lenguaje.

A veces se nos olvida que jugando también se aprende, nos centramos demasiado en que aprendan, memoricen, aprueben, alcancen objetivos…empleando métodos en los que el juego no tiene cabida, sobretodo cuando los alumnos llegan a la educación primaria. Pero si el juego es una actividad imprescindible en el desarrollo del ser humano, no parece muy coherente que al llegar a una determinada edad el juego quede reducido a las horas del patio.

Hay multitud de juegos que podemos desarrollar dentro del aula para que los alumnos adquieran los contenidos escolares, actividades que van más allá del libro de texto y de las fichas escolares. El juego es mucho más atractivo para los niños y aprenden casi sin darse cuenta, de una manera mucho más efectiva y placentera.

El niño debe jugar, no sólo en el patio, sino también en el aula y en casa.  Los adultos debemos favorecer espacios y tiempos de juego, materiales…debe implicarse en ese juego.

En ocasiones me encuentro en mi trabajo con que los niños no tienen tiempo para jugar cuando salen del cole. Tienen demasiados deberes y tareas y no tienen tiempo para jugar…y yo me pregunto…¿cómo es esto posible? ¿Cómo es posible que niños de 8 años pasen toda la tarde haciendo deberes, en clases particulares, en clases e apoyo y no dispongan de media hora al día para jugar?

El juego es para el niño un espacio de tiempo que le sirve para desfogarse, para relajarse y descansar, pero parece que los niños de ahora no tienen tiempo para hacer algo tan natural como es jugar…

¡¡¡¡Dejemos a los niños ser niños y dejémosles jugar!!!!! ¡¡¡¡Jugando también se aprende, no lo olvidemos!!!!

Anuncios